Artistas consagrados y amateurs del noveno arte exhiben sus trabajos. Clásicos o inéditos, pero siempre los mejores... Más de 150 galerías
on-line... ¡La mayor colección de artistas Argentinos de Historieta!

(Se incorporan trabajos nuevos constantemente, por lo cual te recomendamos visitar esta página periódicamente.)
Para enviarnos tus muestras y tus datos, escribir a:

galeria@portalcomic.com

 


Bang - Cuento corto
Por Hernán Leandro Carreras ( balder@ciudad.com.ar )

El gatillo cedió suavemente a la presión de mi dedo. El revolver sacudió mi brazo. La bala atravesó fácilmente el pecho del hombre. Al final, era verdad, matar es fácil. Tan fácil como caminar. Lo difícil es vivir con las consecuencias…
¿Usted me entiende? No, claro que no. Jamás mató a nadie, nunca estuvo en ese momento de decisión entre su vida o la del otro. O en ese momento de locura donde la única salida que uno logra concebir es la de eliminar a lo que se lo opone. Usted esta cómodo, ahí en su sillón de cuero, en su oficina de abogado, pagando por su comodidad y por que lo cuiden de gente como yo.
Por favor, ¡no ponga esa cara! No me va a convencer con eso. Sabe, después de esa primera vez, yo siempre pensé que no lo haría nuevamente. Pero se volvió un vicio, una necesidad, necesidad de que la sangre carmesí salpique mi rostro. De los gritos de las victimas asustadas, de las últimas miradas que me dedican mientras la vida se va de sus cuerpos.
Cuando me di cuenta que era bueno, pensé en que podía ganarme la vida con esto. Vera, como conductor de subte uno no gana bien, y tiene que andar bancandose a los jodidos piqueteros. Al principio no cobraba mucho, trabajaba de noche, luego de salir del trabajo. Mis presas eran más bien, gente sin importancia, en su mayoría, crímenes de pasión absurda… aunque ahora que lo pienso, eso no ha cambiado.
Sabe, la mayoría de las guerras, y de los asesinatos tienen dos, solo dos, motivos Dinero y Amor.
No hay nada mas fuerte que el amor dicen, y tienen razón, no hay nada mas constructivo y destructivo que ese simple sentimiento…
Pero me estoy yendo de tema, disculpe. Luego me empezaron a contratar grandes empresarios, mafiosos, incluso el gobierno y la policía. Ahora soy uno de los mejores, soy una leyenda en vida.
Y ¿sabe lo más divertido de todo? Es que todo esto, se lo debo a usted. Usted, que aquella vez me puso en esa situación de vida o muerte, a usted que me quiso eliminar simplemente por lo que encontré en su valija tirada en el subte.
Por favor, deje de temblar y llorar, esto va a ser rápido, una bala en el cerebro es totalmente indolora. Recuerde, el gatillo cede suavemente bajo la presión del dedo, es tan facil como eso...
BANG

VOLVER a la GALERIA de GUIONISTAS